Seguridad5.2
Velocidad5.4
Servidores4.5
Tarifas3.6
Atención al cliente3.7
Reader Rating0 Votos0
4.5

Avast Software, S.R.O. es una compañía con sede principal en Praga, República Checa y famosa por su software Avast Antivirus, ofrece desde el año 2014 un servicio de VPN para la conexión a internet de forma anónima orientado a equipos de uso personal como PC y Mac de sobremesa, portátiles, tabletas, teléfonos y AndroidTV; tanto en redes públicas como privadas que no cuenten la opción de una VPN.

 ¿Cómo funciona Avast SecureLine VPN?

Al igual que muchas otras de su tipo, funciona por medio una aplicación que se instala y que al conectarse, redirige todo el tráfico a través un servidor VPN, el cual es previamente seleccionado en sus opciones de configuración.

A continuación, se analizan características de funcionalidad esenciales que, tanto instituciones en el tema como el autor del artículo, consideran fundamentales para determinar si una VPN es segura y por ende, viable a la hora de proveer privacidad al navegar por internet.

1. Protección contra filtración DNS:

Avast SecureLine VPN cuenta con un servicio DNS propio, que es el usado al entrar en la VPN. No hay indicios de filtración de DNS usando este producto, por tanto cumple con esta característica fundamental.

2. Protección contra filtración de IP (HTTP, P2P):

Cabría decir que suena obvio, pero es la funcionalidad principal de una VPN. Avast SecureLine VPN cumple con este requisito básico.

3.Protección contra filtraciones de IP mediante protocolo WebRTC:

Avast declara, en su sección de Preguntas Frecuentes que Avast SecureLine VPN no ofrece protección directa contra las filtraciones de IP mediante la API WebRTC, pero anuncia que está trabajando en mejorar su producto para solventar dicha filtración, que es una falla de seguridad específica de los navegadores Chrome y Firefox.  En su sección de soporte, señala alternativas para evitar revelar la IP inadvertidamente en este caso puntual, y orienta al uso de navegadores que no estén sucintos a revelar la IP real del usuario inadvertidamente.

Paradójicamente, en la página principal de Avast, se recomienda al usuario utilizar Google Chrome, el cual es uno de los navegadores afectados.

4. Protección contra filtración de IP debido a desconexión a la red VPN (“Kill Switch”):

Avast SecureLine VPN no posee dicha funcionalidad. Solamente alerta al usuario con una notificación emergente cuando se conecta o se desconecta de la VPN. Posee otras opciones de configuración relacionadas con la conexión automática, que detallamos más abajo.

Por favor nota: después de revisar la evidencia, no recomiendo usar el servicio VPN de Avast. Hay un número de VPN mas baratos que ofrecen personalización mejorada, privacidad mejorada, y mejor seguridad que te permiten conectarte a múltiples dispositivos al VPN simultáneamente, como NordVPN y UltraVPN.

¿Funciona Avast SecureLine VPN con Netflix?

Oficialmente no. Sin embargo, nos aventuramos a probarlo:

Intentamos ver películas que sólo están disponibles en Estados Unidos y Canadá, con prioridad en aquellos optimizados para streaming.

Tuvimos éxito con los dos servidores de EE.UU que probamos (Miami y ‘Gotham City’) pero no hubo éxito con ninguno de los dos servidores en Canadá (Toronto y Montreal.)

Asimismo, intentamos ver contenido disponible sólo en el Reino Unido, y probamos los servidores de Londres y del ‘País de las Maravillas’ (‘Wonderland’ en inglés que es para streaming) sin éxito alguno.

Dados los resultados mixtos que obtuvimos, debemos decir que no es completamente funcional para visualizar contenido en línea de Netflix.

 ¿Puedo descargar Torrents con Avast VPN?

Avast ofrece compatibilidad para descargas P2P, siempre y cuando sea hecha desde servidores VPN específicos, etiquetados como compatibles para descargas P2P.

¿Qué dispositivos son compatibles con Avast SecureLine VPN?

Es compatible con equipos de sobremesa y laptops, con cualesquiera de estos Sistemas Operativos:

  • Windows 7 SP1, 8, 8.1 y 10 (en todas sus versiones de 32 y 64 bits, excepto RT)
  • Mac OS X 10.10 en adelante (y todas las versiones posteriores de MacOS)

La versión de Windows está disponible sólo en ejecutable de 32 bits. Funciona sin problemas en versiones de 64 bits.

Los equipos con Windows XP y Vista pueden usar una versión antigua, la cual no recibe actualizaciones.

Asimismo, es compatible con dispositivos móviles como:

  • iPhone, iPod Touch, y iPad con Apple iOS 5.1 en adelante
  • Cualquier Tableta, Smartphone o TV con Google Android 5.0 (API versión 21) en adelante

No existen versiones para:

  • Sistemas Operativo Basado en Unix (GNU/Linux, FreeBSD, etc.)
  • Servidores sin interfaz gráfica o enrutadores
  • Dispositivos con Windows Mobile

Es de hacer notar que Avast no tiene requisitos oficiales mínimos de hardware, por lo que podría funcionar, de ser el caso, en un thin client o dentro de una máquina virtual. Esto último fue confirmado al probar la aplicación para este análisis. Son específicos al mencionar en su página de Preguntas frecuentes que si su equipo no posee alguno los sistemas operativos mencionados, entonces no es compatible.

 ¿Cómo instalar Avast SecureLine VPN?

El software se descarga desde la misma página de Avast en la forma de un ejecutable que, al momento del análisis, no supera los 30 MB de tamaño en su versión para Windows.

La instalación resulta extremadamente sencilla: Escoger el idioma (Español incluido), aceptar el acuerdo de licencia, opcionalmente seleccionar la ubicación de instalación en el equipo y entonces el instalador procede hasta el final.

Apenas toma 5 pasos instalar el software y arrancarlo. Inicia el programa con información adicional que explica (en términos bastante sencillos) el concepto de navegar mediante una red VPN y sus ventajas. Al final de las ventanas informativas, nos queda la pantalla principal del programa, con todas las opciones por defecto activas, pero sin conectarse aún a la VPN.

Antes de conectarse por primera vez, nos pregunta si queremos comenzar el período de prueba de 7 días,  y a la vez que ofrece (a manera de publicidad) la versión para dispositivos móviles.

El software se configura automáticamente con el servidor VPN con menor latencia en función de la ubicación geográfica del usuario (cosa que pudimos comprobar más adelante) por lo que en buena parte de los casos, no hará falta cambiar esta opción por defecto.

El proceso de conexión a la VPN puede tardar varios segundos (en nuestro caso, no menos de diez). Luego de ello, nos indica que estamos conectados de forma segura, mostrando el servidor, el país y la IP de la VPN.

Las opciones de configuración del programa son notablemente sencillas en comparación con otros programas similares. Una parte está dedicada a cambiar las opciones de inicio. Por defecto. se inicia con Windows, pero la conexión automática a la VPN según la detección del tipo de red, debe ajustarse manualmente en la configuración.

Otra opción permite descargar actualizaciones de la versión beta. Quizás la únicas opciones interesantes para un usuario avanzado serían las de activar la conexión VPN sólo al detectarse una red desconocida (pública o no segura.)

Las opciones para configurar la conexión a la VPN son, sorprendentemente, nulas. No solamente es que no existan opciones avanzadas: No hay opciones para configurar la conexión VPN en lo absoluto. En este sentido, la única opción ajustable es a cuál servidor conectarse, ofreciendo la lista de servidores organizada por región y por servidores especializados (descargas P2P y streaming.)

El proceso entero desde la instalación hasta empezar a usar la VPN no tomaría más de cinco minutos para un usuario promedio, quizás diez explorando todas las opciones del programa, y quince si el usuario nunca jamás ha usado un software de este tipo.

 Lista de Servidores  de Avast SecureLine VPN

Avast Posee 56 servidores VPN repartidos a lo largo de 35 países, cubriendo principalmente localizaciones en Europa y América del Norte, con pocos servidores en Asia y Oceanía, y aún menos en el resto del mundo, sobretodo en el hemisferio sur. En comparación con otros proveedores similares, posee muy pocos servidores.

Avast publicita que sus servidores tienen un ancho de banda máximo (teórico) de 2 Gbits/s,  con un rendimiento ‘promedio’ de entre 450 a 600 Mbits/s durante momentos de carga intensa. No especifica si es la velocidad máxima por servidor, o por conexión.

También posee servidores habilitados para descargas P2P y otros optimizados para streaming.

En nuestro caso concreto, el servidor VPN más rápido (‘Ubicación óptima’) varía entre Nueva York y Miami, en Estados Unidos. Sin embargo, en las pruebas de velocidad que se realizaron posteriormente (y que mostramos más abajo) notamos que no fueron precisamente los mejores en cuanto a velocidad (aunque sí en cuanto a menor latencia.)

 ¿Cuánto cuesta Avast SecureLine VPN?

Avast SecureLine VPN ofrece varios tipos de licencia. Las ofertas actuales en moneda estadounidense son las siguientes:

Cabe mencionar que, salvo en el último plan, las licencias no son intercambiables entre dispositivos. En las tablas anteriores, lo planes aparecen menos segregados de lo que en realidad son en cuanto a usabilidad.

Por ejemplo, mientras las licencias para PC son sólo para PC y se pueden adquirir hasta 10 licencias para PCs (con una buena oferta en comparación con otros planes), las licencias para Mac son exclusivas y no hay descuentos por varias licencias; lo que hace de esta modalidad la menos atractiva en términos de costos. Los planes son de uno a tres años de suscripción.

Con los dispositivos móviles, el costo es mucho menor, pero la usabilidad entre equipos resulta en lo mismo: Las licencias para Android e iOS no son intercambiables. Existen planes mensuales y anuales, pero el costo por suscripción mensual es costoso si se planea usar por seis meses o más, pues por mes casi duplica el costo de la licencia anual.

Sin duda alguna, el único plan atractivo es el orientado a múltiples dispositivos, pues ofrece cinco licencias que pueden ser utilizadas indistintamente en PC, Mac, iOS y Android, sin restricción alguna en cuanto a tipo de dispositivo o sistema operativo.

¿Qué opciones de pago tiene Avast SecureLine VPN?

Un elemento interesante sobre la comercialización del producto es que se oferta y se paga en moneda local en 49 países, incluyendo Argentina, Brasil, Chile, Colombia, España y México.

Globalmente aceptan tarjeta de crédito (Visa y MasterCard) y PayPal. Dependiendo del país desde donde se realiza la compra, pueden aceptar otras tarjetas de crédito (como American Express) e incluso métodos de pago locales, como transferencia bancaria (Colombia) y mediante pagos en franquicias de conveniencia (México.) En ningún caso aceptan pagos en criptomoneda.

¿Existe una política de devolución de dinero si no se desea continuar usando Avast SecureLine VPN?

Avast garantiza el producto por 30 días continuos a partir de la fecha de compra, y en caso de cancelar la suscripción dentro de ese plazo, se compromete a devolver el dinero de la suscripción, a menos que:

  • Se hayan producido más de 100 conexiones al servicio VPN
  • Se haya producido un tráfico de bajada/subida de más de de 10 GB de datos a través del servicio VPN
  • Se infrinja cualesquiera de sus Términos y Condiciones

Pasados 30 días, no existen devoluciones (obviamente esto aplica a los planes de suscripción anual en adelante.)

 ¿Existe una forma de descargar y usar Avast SecureLine VPN  de forma gratuita?

La descarga es gratuita y el software funciona igual gratuitamente durante un período de prueba de 7 días. Tras ese tiempo el usuario debe adquirir una licencia si lo quiere seguir utilizando.

Velocidad y Desempeño de Avast SecureLine VPN:

El software fue probado enteramente en una máquina virtual con una instalación fresca de Windows 7 Ultimate (64 bits ), 2 GB de RAM y dos núcleos i3 disponibles. El anfitrión es un servidor Core i3 con 8 GB de RAM, SSD, Debian 10 y VirtualBox 6.0.3. La máquina virtual fue configurada para conectarse a la red local directamente, como un equipo más. Nuestra velocidad de conexión nominal es de  4 Mbits/s de descarga y 1 Mbit/s de subida.

Utilizamos Speedtest.com como medidor de velocidad, ya que otros no nos permiten fácil control sobre el servidor al cual conectarnos para medir la velocidad. Salvo por la prueba de velocidad del proveedor local, todas las pruebas fueron ejecutadas usando la opción ‘single thread’ que es la medición realista para cuantificar la calidad de una VPN:

Sin VPN / Servidor Speedtest local:

Prueba 1:

Prueba 2 (nuestro ISP es al vez proveedor un servidor de SpeedTest):

Lo que se acerca a nuestra velocidad máxima, que es de 4 Mbit/s de descarga y  1 Mbit/s de subida.

Ahora vamos realizar la misma prueba con un servidor SpeedTest cercano al servidor que Avast marca como ‘Ubicación Óptima’ al momento de realizar la prueba, pero sin usar la VPN:

Prueba 1:

Prueba 2:

Ha bajado nuestra velocidad porque obviamente estamos probando un servidor muy lejano a nuestra ubicación. Pero es sobre la base de este resultado, que vamos a comparar la velocidad de la VPN.

Ahora, activamos la VPN y probamos:

Prueba 1:

Prueba 2:

Se nota la diferencia con y sin VPN. Especialmente en cuanto a bajada.

Vamos a probar con un servidor geográficamente más cercano (y ocasionalmente, marcado como ‘Ubicación Óptima por Avast.) Repetimos la prueba, primero sin usar la VPN:

Prueba 1:

Prueba 2:

Notamos una subida de la latencia, y una caída de la velocidad de subida. Posiblemente sea culpa de nuestro ISP (o de AT&T.)

Ahora con VPN, mismo servidor Speedtest:

Prueba 1:

Prueba 2:

Hay una diferencia enorme en cuanto a la velocidad de bajada. El ping mejoró bastante. Asumimos que en la medición pasada el culpable fue nuestro ISP.

Decidimos hacer una prueba con un servidor más al azar y elegimos el de ‘Gotham City’, un servidor con ubicación aparentemente anónima (en el Reino Unido existe otro similar llamado ‘Wonderland’ y ambos son optimizados para streaming). Dejemos que Speedtest encuentre el servidor óptimo para medir la velocidad (y nos de pistas sobre la ubicación de Batman):

Prueba 1:

Prueba 2:

Apenas sí mejoró la velocidad de bajada. Las mediciones de subida y el ping son consistentes con una mayor distancia (y la ciudad del caballero se encuentra en la costa noreste de los Estados Unidos.)

Concluimos que la VPN de Avast, al menos en tres servidores distintos y cercanos a nuestra ubicación geográfica tienen un rendimiento bastante pobre en cuanto a velocidad de bajada. No así en cuanto a velocidad de subida y latencia agregada, que fue comparable con las mediciones hachas localmente.

Lo que más nos sorprendió fue la gran diferencia con nuestra propia velocidad de conexión, que de por sí es bastante lenta (aunque sí representativa de un caso realista, por ejemplo, en una red pública.) Esperábamos valores ligeramente inferiores (cifrar una conexión tiene un costo en velocidad de transferencia) pero no tan inferiores como muestran las mediciones.

En cuanto a recursos, la aplicación nos consume muy poca RAM (tal vez por lo lento de nuestra conexión). En los casos más extremos, como al iniciar la conexión con un servidor VPN, ocupa entre 80 y 100 MB de RAM, y por lo general se mantuvo entre 30 y 40 MB.

Notamos un consumo relativamente alto de CPU (al menos en la versión para Windows.) Empezamos probando con 1 núcleo en nuestra máquina virtual, y al final tuvimos que aumentar a 3 para tener un rendimiento ‘decente’ con este software junto a Firefox y Speedtest.

En la práctica, necesitaría un Core2Quad o Athlon/Phenom X4 y 4 GB de RAM como requisitos mínimos.

Elementos de Seguridad de Avast SecureLine VPN:

El software se basa en dos tecnologías bastantes sólidas, con amplia trayectoria e innumerables implementaciones tanto en software libre como de pago (como es el caso de éste): OpenVPN y OpenSSL.

Asimismo, utiliza el estándar avanzado de encartación (AES, por sus siglas en inglés) con una longitud de clave de 256 bits.

En su versión para Windows, trabaja sobre el puerto UDP 553 (directamente sobre el protocolo OpenVPN) y en su versión par Mac utiliza el protocolo IPSec directamente, trabajando con los puertos 50, 500, 1701 y 4500.

 Elementos de Privacidad de Avast SecureLine VPN:

Avast Software, S.R.O. posee una Política de Privacidad unificada en un sólo documento disponible, en español, para su lectura completa. Al ser una compañía con sedes tanto en Praga como en el Reino Unido, se atiene al Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea (RGPD) donde aplique. También tiene políticas internas específicas de protección seguridad y acceso a los datos de los usuarios.

Yendo más a fondo, como cualquier empresa en una jurisdicción, está obligada a proporcionar datos de usuarios a terceros en el caso de recibir una orden judicial emanada de un tribunal, o una petición gubernamental específica. Incluso describe que puede hacerlo por asesoría de sus abogados (como enfrentando una demanda) y hasta por ‘interés público’, siempre y cuando no vaya en contra de 1) la RGPD ó la circunscripción legal de los países donde presta servicio y 2) sus propias políticas de privacidad.

Visto lo anterior, toda la información en su poder estaría a disposición de terceros si se vieran obligados a proporcionarla. Como mínimo, por cortes judiciales o por agencias gubernamentales, pero no limitándose a ellos. Cabría mencionar en este punto cuál es esa información, al menos en cuanto a su servicio VPN:

Avast guarda registro de las conexiones y desconexiones hechas por el usuario y su IP real, los servidores VPN específicos a los que se conecta, así como el volumen de datos transmitidos. También guarda datos estadísticos (no personales) sobre la descarga y estadísticas de software VPN en dispositivos móviles y los comparte con otras empresas para fines publicitarios.

Avast no guarda ni supervisa registros de su actividad dentro de la VPN (consultas DNS, sitos web visitados, etc.) La navegación en este sentido es completamente anónima, siendo que ni su ISP, ni Avast, están en conocimiento de los sitios visitados, o la actividad hecha dentro de ellos.

Salvo circunstancias excepcionales, Avast guarda registro de la información recabada en su servicio VPN por un lapso de 30 días.

Atención al Cliente de de Avast SecureLine VPN:

La atención al cliente y el soporte técnico se ofrecen exclusivamente a través de su página web. La forma más rápida de llegar allí es a través del ícono de ayuda del programa, que abre la página web principal de ‘Preguntas Frecuentes.’ En este punto, existen varias opciones:

  • Una sección de Soporte, que incluye artículos dedicados a la solución de problemas básicos
  • Una sección de Contacto que, dependiendo de su tipo de licencia, le ofrece la opción de llenar un formulario Web y crear un ticket (responden en dos días hábiles)
  • Un foro de la comunidad, en el cual hay que registrarse para dejar mensajes solicitando soporte.

A saber, sólo los productos con licencia reciben soporte vía tickets, enviados por el usuario. También poseen cuentas en redes sociales en Facebook, Twitter, Instagram y LikedIn.

Hace falta registrarse en el foro de la comunidad para poder usarlo adecuadamente.

 Conclusiones Finales:

Hemos probado el software lo suficiente como para poder dar nuestra opinión y emitir veredictos finales.

Puntos a favor:

  • Se basa en tecnologías de código abierto confiables (OpenVPN y OpenSSL)
  • El nivel del cifrado de punto a punto (AES-256) es sobresaliente en cuanto al nivel de seguridad
  • No posee filtraciones de IP (y las que potencialmente pudieran ocurrir por WebRTC están documentadas para su solución en su base de conocimientos)
  • La instalación y el uso son extremadamente sencillas
  • Viene configurado para empezar a navegar, sin necesidad de tocar opciones de configuración
  • El programa, el soporte, y la documentación entera (incluida su política de privacidad) están disponibles en español
  • Posee pago en moneda local y opciones múltiples para el pago de la licencia (según el país)

Puntos en contra:

  • Muy baja velocidad de descarga
  • Carencia absoluta de opciones para configurar la conexión a la VPN
  • Paquetes de licencias muy rígidos

Por lo tanto, llegamos al veredicto final sobre este programa:

Recomendaríamos Avast SecureLine VPN al tipo de usuarios que:

  • Requieren privacidad al navegar forma segura y anónima
  • Poseen muy pocos o ningún conocimiento técnico
  • No tienen necesidades muy específicas, salvo quizás proveer de VPN a distintos dispositivos de forma fácil y segura.
  • Tienen cómo pagarlo

Su licencia para múltiples dispositivos lo convierte en una opción a considerar para protección del hogar, o de varios miembros de la familia, cada uno con un dispositivo propio y que regularmente se conecten a redes públicas o poco seguras.

También sería una opción si se desea proveer de VPN a un sólo dispositivo móvil por unos cuantos meses.

No recomendaríamos Avast SecureLine VPN a los tipos de usuarios que requieran:

  • Una solución centralizada, para proveer a toda una red local de VPN
  • Alta velocidad de descarga
  • Gran cantidad de servidores disponibles
  • Opciones y funcionalidades avanzadas
  • Versiones para GNU/Linux u otros sistemas operativos
  • Paquetes o licencias más flexibles, o de tipo empresarial
  • Software gratuito, o de código abierto

Los desarrolladores, los gamers, los fanáticos de Netflix y las personas o empresas que requieran de configuraciones de red más avanzadas, (ejemplo, un router conectado a una VPN)  no verán esta opción como atractiva (salvo que sea probarlo y usarlo por 7 días) teniendo muchas otras opciones disponibles para analizar hasta tomar una decisión final que se ajuste a sus necesidades, y en última instancia, a su presupuesto.